Imagen 9/20
Repostería de temporada: dulce tarta de albaricoque

Repostería de temporada: dulce tarta de albaricoque

Carne jugosa y firme; dulce y aromático sabor; piel suave y aterciopelada que varía entre el rojizo, el blanco, el amarillo y el naranja... Hablamos del albaricoque. Una fruta cuyo cultivo se remonta ni más ni menos que al año 3.000 a.C y que cada final de primavera se asoma a los mostradores de mercados y fruterías. Una buena noticia no sólo para el paladar sino también para el organismo: el albaricoque (también conocido como albérchigo) tiene bastante fibra por lo que ayuda a regular el tránsito intestinal, es rico en betacarotenos (de acción antioxidante) y, además, su aporte energético es bastante bajo dada su elevada cantidad de agua. Así, 100 gramos de albaricoque tan sólo aportan 52 calorías, por lo que se convierte en una fruta a tener en cuenta si se desea cuidar la línea (tomada, eso sí, en estado natural). Asimismo, el albaricoque también puede convertirse en ingrediente de deliciosos postres algo más calóricos, perfectos para darnos un capricho de cuando en cuando. ¿Un ejemplo?: esta rica tarta que hoy te proponemos. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie