Imagen 25/27
El torero Morante de la Puebla, se queda de cera

El torero Morante de la Puebla, se queda de cera

El torero sevillano José Antonio "Morante de la Puebla" se encuentra ya inmortalizado en la galería dedicada a la Tauromaquia del Museo de Cera de Madrid, donde se ha inaugurado una estatua dedicada a su persona. La figura del genio de la Puebla del Río (Sevilla), obra del experto británico Miguel Wade, aparece enfundada con un traje goyesco blanco y bordado con hilo negro, perteneciente al guardarropa personal del torero, y que vistió en la localidad malagueña de Antequera en 2010. El propio Morante ha sido el encargado de descubrir su estatua, colocándole en el brazo izquierdo un capote de brega que él mismo utilizó en una corrida de toros, en Valladolid, en un acto presentado por el director de comunicación del Museo de Cera, Gonzalo Presa, y en el que ha intervenido también el ex alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano. Para el torero sevillano, formar parte del elenco de personalidades que aparecen en cada una de las salas del Museo de Cera es un "auténtico orgullo", pues "jamás en la vida pude imaginar que llegaría a estar inmortalizado junto a los más grandes toreros que conforman la parte taurina de este museo". Juan Belmonte, Rafael y Joselito El Gallo, Manuel Granero, Manolete, Domingo Ortega, Luis Miguel Dominguín, Antonio Bienvenida, Paco Camino, Palomo Linares, Paquirri, Enrique Ponce, Jesulín de Ubrique, El Juli y, ahora, Morante de la Puebla, representan el plantel de toreros de todas las épocas perpetuados en el Museo de Cera.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie