Imagen 36/36
Sarah Palin se viste de cuero y se sube a una 'Harley' para rendir homenaje a los caídos

Sarah Palin se viste de cuero y se sube a una 'Harley' para rendir homenaje a los caídos

El rugido de una Harley Davidson marcó ayer la reaparición en la arena política de Estados Unidos de Sarah Palin, que no dudó en vestir de cuero y subirse a una moto junto a cientos de veteranos que conmemoraba a los caídos en combate. La exgobernadora de Alaska, que el domingo iniciaba un tour por la costa este entre rumores sobre sus aspiraciones presidenciales, eligió el que probablemente sea el acontecimiento más ruidoso en el calendario de Washington para dejarse ver de nuevo, tras meses en la sombra. Se trata de "Rolling Thunder", un largo desfile de motoristas -la mayoría de ellos veteranos de guerra- mayores de 60 años, tatuados y con largas melenas que recorren cada año las calles de la capital con motivo del Día de los Caídos, que se hoy en todo el país en memoria de los fallecidos y desaparecidos en servicio.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie